Matrimonio compulsivo

matrimonio_compulsivo_0
Título: Matrimonio compulsivo
Título original: The heartbreak kid
País: USA
Estreno en USA: 05/10/2007
Estreno en España: 11/10/2007
Productora: DreamWorks Pictures
Director: Peter Farrelly y Bobby Farrelly
Guión: Bobby Farrelly, Peter Farrelly, Kevin Barnett, Leslie Dixon y Scot Armstrong; basado en el guión original de Neil Simon para la película “El rompecorazones” (1972); a partir del relato “Cambio de planes” de Bruce Jay Friedman.
Reparto: Ben Stiller, Carlos Mencia, Michelle Monaghan, Malin Akerman, Jerry Stiller, Scott Wilson, Rob Corddry, Danny R. McBride

Sinopsis:
Eddie (Ben Stiller), soltero e indeciso, empieza a salir con la aparentemente fabulosa y sexy Lila (Malin Akerman). Siguiendo los consejos de su padre y de su mejor amigo, Eddie le pide que se case con él al cabo de una semana, temeroso de que se escape lo que cree ser su última oportunidad para el amor, el matrimonio y la felicidad. Sin embargo, no tarda en descubrir su error cuando Lila revela su auténtica y horrible personalidad durante la luna de miel en México. Para colmo de males, Eddie conoce a Miranda (Michelle Monaghan) y se da cuenta de que es su media naranja. Así pues, no le queda más remedio que alejar a su insoportable esposa mientras intenta conquistar a la chica de sus sueños.

Opinión:
Los hermanos Farrelly, reyes de la comedia zafia y políticamente incorrecta, se nos han ablandado. Los creadores de gamberradas como “Algo pasa con Mary” y “Yo, yo mismo e Irene”  nos traen una película que salvo momentos made in Farrelly, continua con la linea de sus últimos filmes, comedias románticas donde un pobre imbécil las pasa putas para lograr el amor de la chica de sus sueños.

Ben y su primer amor

Ben y su primer amor

Ben Stiller, sin duda el mejor comediante de la nueva ola que nos ha llegado en los últimos años de los Estados Unidos, aquí pone el piloto automático y nos ofrece una actuación insípida, muy lejos de sus papeles en “Zoolander” o “Tropic Thunder”. Su falta de química con Malin Akerman lastra la película, que solo remonta gracias a sus estupendos secundarios, una panda de chiflados extravagantes y monstruos de feria tan habitual en las comedias Farrelly.

Ben y su segundo amor

Ben y su segundo amor

Y es que si una comedia apenas te hace reir o esbozar una mínima sonrisa no consigue su objetivo, y en esta ocasión, los hermanos pinchan en hueso claramente. ¿El inicio de su decadencia o solo un bache temporal? Ojala vuelvan por sus fueros y nos regalen nuevas películas con su sello tan particular y característico.

Puntuación:
5 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: