Nada que declarar

Título: Nada que declarar
Título original: Rien à déclarer
País: Francia
Estreno en USA:
Estreno en España: 08/04/2011
Productora: Pathé / Scope Pictures / TF1 Films Production / Les Productions du Ch’Timi / Canal + France
Director: Dany Boon
Guión: Dany Boon
Reparto: Benoît Poelvoorde, Dany Boon, Julie Bernard, Karin Viard, François Damiens, Bouli Lanners, Olivier Gourmet, Michel Vuillermoz, Chritel Pedrinelli, Joachim Ledeganck, Eric Godon, Zinedine Soualem, Laurent Capelluto, Sinead Shannon Roche, Guy Lecluyse

Sinopsis:

Enero de 1993: fecha de la creación de la Eurozona. Dos agentes de aduanas —un belga y un francés— se enteran de que su puesto en la frontera está a punto de desaparecer. Ruben Vandervoorde es el agente de aduanas belga y la francofobia es una tradición familiar. Pero ahora se verá obligado a inaugurar la primera brigada móvil mixta franco-belga. Su equivalente francés será Mathias Ducatel, enemigo de toda la vida de Ruben y que está secretamente enamorado de su hermana. Para sorpresa de todo el mundo, Mathias acepta ser el compañero de Vandevoorde. Juntos peinarán las carreteras rurales fronterizas a bordo de un vehículo especial de las aduanas internacionales: un Renault 4L a punto de estirar la pata.

Opinión:

Solvente comedia franco-belga que explota precisamente eso, las rivalidades y diferencias que se dan entre países vecinos fronterizos, en este caso, como ya he dicho, entre Francia y Bélgica. Dany Boon, tras el clamoroso éxito cosechado con la estupenda “Bienvenidos al norte”, decide no complicarse la vida y tira de manual en su siguiente película para traernos una sencilla buddy movie donde dos aduaneros que no se pueden ver ni soportar tienen que pasar la mayor parte del tiempo juntos por mor de la puesta de largo del mercado común. Esto lo mezcla con los chistes de rigor sobre franceses y belgas, y ¡voila! taquillazo asegurado en ambos países.

Apatrullando el campo...

Sin entrar jamas en filosofías baratas ni intentos de explicar esa manía que tenemos todos de echarle la culpa de todo lo que nos sucede al vecino, la historia trascurre por derroteros muy conocidos pero no por ello menos graciosos. El argumento es previsible, pero los chistes y los variados gags compensan con creces el endeble guión. También los actores ponen su granito de arena, sobre todo un memorable Benoît Poelvoorde como policía cascarrabias que odia todo lo franchute, mas un par de secundarios, los malos de la función, que son de lo mejor de la cinta.

Francia contra Bélgica

Un film ligero, que no se pierde en disquisiciones y que va en todo momento a entretener al personal. Para pasar un buen rato sin excesivas pretensiones.

Puntuación:

6 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: