La ley del silencio

Título: La ley del silencio
Título original: On the Waterfront
País: USA
Estreno en USA: 28/07/1954
Estreno en España: 27/07/1958
Productora: Columbia Pictures / Horizon Pictures
Director: Elia Kazan
Guión: Budd Schulberg (basado en los artículos de Malcom Johnson)
Reparto: Marlon Brando, Eva Marie Saint, Karl Malden, Lee J. Cobb, Rod Steiger, Pat Henning, Leif Erickson, James Westerfield, John Heldabrand, Rudy Bond, Martin Balsam, John Hamilton

Sinopsis:

Johnny Friendly, el jefe del sindicato portuario, utiliza métodos mafiosos para controlar y explotar a los estibadores de los muelles neoyorquinos. Terry Malloy, un boxeador fracasado que trabaja para él, se ha visto involuntariamente implicado en uno de sus crímenes. Cuando Malloy conoce a Edie Doyle, hermana de una víctima de Friendly, se produce en él una profunda transformación moral que lo lleva a arrepentirse de su vida pasada. A través de Edie conoce al padre Barrie, que trata de animarlo para que acuda a los tribunales y cuente todo lo que sabe.

Opinión:

Si, Elia Kazan fue un chivato. Si, delato a sus compañeros comunistas en la infame caza de brujas que tuvo lugar en Hollywood por parte del senador Mc Carthy. Si, muchos de sus compañeros le dieron la espalda por semejante canallada. Si, quizás rodó esta película como justificación moral a su conducta. Si, es de una bajeza terrible equiparar el perseguido bando izquierdista de los E.E.U.U de los 50 con los mafiosos que dominaban los muelles de New York…

Entre la espada y la pared

Aun con todo esto, quedémonos con la película, no con la persona que la hizo. Valoremos el film por lo que es. Una de las obras cumbres del séptimo arte. Una obra maestra que retrata como pocas veces se ha visto el dilema moral de un hombre, atrapado entre la lealtad hacia su hermano y los que creía sus amigos o el hacer lo correcto y lo justo. La magistral dirección de Kazan desvela, a medio camino entre el lirismo y la denuncia social, la cobardía humana, el miedo a los poderosos y la corrupción imperante en la sociedad estadounidense de los cincuenta.

Héroe a su pesar

Por supuesto, todo en esta cinta alcanza cotas difícilmente igualables. Los interpretes están colosales, con un Marlon Brando imperial que va cambiando poco a poco su conducta moral buscando una imposible redención producto de su relación con una virginal Eva Marie Saint, o un Karl Malden como sacerdote dispuesto a todo con tal de salvar a sus feligreses, pasando por secundarios de la talla de Lee J. Cobb o Rod Steiger. Si a todo esto le sumas la fotografía de  Boris Kaufman, la partitura de Berstein y el guion de Schulberg nos da como resultado una de las mejores películas de la historia, una de esas que hay que ver por lo menos una vez  en tu vida por mucha intrahistoria que esta tenga. Para saber, en suma, lo que es el cine con mayúsculas.

Puntuación:

9 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: